5 Remedios Caseros Para Bajar de Peso Después de una Cesárea

¿Con unos kilos demás después del nacimiento de tu bebé? Es normal que después de un embarazo natural o por cesárea quedes con un kilo demás, si tu parto no fue natural sino por cesárea es importante que conozcas como bajar eso kilos de forma natural con remedios caseros.

Primeramente, debes pensar acerca de adelgazar tras una cesárea. Pues, se sabe que una cesárea toma más tiempo de recuperación que un parto natural, por ello, no debes tomar a la ligera el retomar las actividades rutinarias y más aún cuando se ejerce fuerza física.

Por esta razón, si quieres bajar de peso luego de esta intervención quirúrgica, ten en cuenta los siguientes remedios caseros que te vamos a enseñar a preparar.

 5 Remedios Caseros Para Bajar de Peso Después de una Cesárea 

5 Remedios Caseros Para Bajar de Peso Después de una Cesárea

Hay ingredientes de origen natural, que nos brindan muchos beneficios para la salud, ya sea para el fortalecimiento de los sistemas del organismo, o para el tratado de afecciones estéticas.

El bajar de peso luego de una cesárea es un tema bastante delicado, pues luego de esta intervención, se tiene un tiempo de recuperación donde tu actividad física es limitada. Por ello a continuación te enseñaremos unos remedios caseros que te ayudarán a bajar de peso sin que se presente ninguna complicación.

 1. Jugo de Lechosa 

Tanto la fruta como las semillas y la concha son beneficiosas con respecto a la pérdida de peso, purificación de organismo y la eliminación de toxinas.

Además, es una fruta fácil de conseguir, económica y dichosamente vitamínica.

Ingredientes:

  • ½ Lechosa madura.
  • ½ Vaso de agua.
  • Miel de abejas natural.

Preparación y consumo:

Primero debes tomar la media lechosa madura, lavarla y picarla en trozos.

Una vez tengas los trozos, los colocas en la licuadora junto al medio vaso con agua, para luego licuarlo hasta que no tenga ningún grumo.

Ya solo queda servirlo y si quieres, le puedes añadir un poco de miel para que la endulces.

Esto puedes tomarlo como un ligero desayuno y acompañarlo con una galleta de soda o una rebanada de pan tostado, incluirlo en ayunas después de levantarte, entre comidas ligeras en el día o hasta de modo de merienda.

Te recomendamos que consumas este jugo en la mañana y en la tarde solamente, ya que en la noche no es recomendable que lo hagas.

 1. Jugo de Piña 

Luego de una cesárea, lo más recomendable son los jugos de frutas y tés suaves para no afectar la cicatrización de la misma y la piña es excelente en estos casos.

Aunque es muy recomendada para ayudar después de un embarazo, también lo es para perder de peso, al ser depurativa, creadora de saciedad y deliciosa.

Ingredientes:

  • ½ Piña.
  • 1 Vaso de agua.
  • 2-3 Gotas de miel.

Preparación y consumo:

Para preparar el jugo, primero debes lavar bien la piña y pelarla. Luego que lo hagas, pícala en pequeños trozos y lo agregas en la licuadora junto al vaso de agua y a las gotas de miel y listo, solo empiezas a licuar durante algunos minutos para que esté listo.

Esto lo tomas por la mañana en ayudas, al menos un vaso. Incluso, para ayudarte a ti misma, incluye una que otra rodaja de piña al día para meriendas o en tu comida principal.

Verás cómo tu cuerpo comienza a cambiar en cuestión de días.

 2. Té de Manzanilla 

La manzanilla es muy famosa por su propiedad antinflamatoria natural gracias a sus ricas propiedades, sin añadir la facilidad con la que se puede encontrar y lo sencillo de realizar.

Ingredientes:

  • 1 Taza de agua.
  • 1 ½ Cucharada de la flor o una bolsita de esta.
  • Miel (opcional).

Preparación y consumo:

Esté se toma principalmente para disminuir la grasa almacenada en la barriga, para su preparación, solo debes, poner a hervir la taza de agua, y una vez empiece a hervir retiras del fuego y colocas una bolsita o algunas flores de manzanilla.

Dejas reposando unos minutos hasta que se entibie, y puedes añadirle unas gotas de miel para endulzar.

Se toma antes o después de cada comida durante todo un mes sin detenerte un solo día.

 3. Té de Piña con Miel 

Usualmente solo utilizamos la fruta en el hogar, pero no solo ella es buena, la cáscara o concha también lo es.

Sobre todo para refrescar, bajar de peso y desinflamar el vientre.

Aunque parezca extraño, un té hecho con la cáscara o concha de piña es bastante efectivo en la pérdida de peso después de una cesárea.

Ingredientes:

  • Las conchas de 1 piña.
  • Miel.
  • ½ Litro de agua.

Preparación y consumo:

Simplemente necesitas pelar una piña previamente lavada, luego, en una olla, colocarás el medio litro de agua junto a las cáscaras de piña, el cual cocinarás por unos 10 minutos a llama baja para que absorba todos los nutrientes de la piña y estén flojas.

Luego que pase el tiempo, la retiras del fuego, dejas reposar por otros 10 minutos.

Ya habiendo reposado, retira las conchas y sirve en una taza en la que hayas añadido una cucharada de miel.

Toma esto durante dos o tres veces al día a la hora que puedas por unos quince días.

Si te sobra algo de ese día que lo hiciste, puedes refrigerarlo y calentarlo después sin problema alguno. Igualmente, puedes utilizar la piña para alguna merienda en el día.

 4. Agua de Avena 

La avena es un alimento rico en fibra, la cual proporciona una cantidad inigualable de elementos necesarios para nuestro cuerpo.

Sin embargo, es bastante recomendable en las dietas para perder peso después de la cesárea debido a que es eliminadora de las grasas acumuladas, a su vez su consumo también previene las enfermedades que acarrea la obesidad.

Se puede utilizar de muchas formas, pero la más común es el agua de avena por ser la forma más sencilla, económica y segura de sacarle provecho.

Ingredientes:

  • 1 Litro de agua.
  • 10 Cucharadas de hojuelas de avena.

Preparación y consumo:

En una jarra limpia, vierte un litro de agua junto a 10 cucharadas llenas de avena en hojuelas. Déjala reposar en un sitio fresco y seguro por toda una noche.

A la mañana siguiente tómate un vaso lleno de esta agua en la mañana antes de desayunar y unos cuantos, aproximadamente 5 durante el resto del día.

También puedes diluir en esta agua unas 2 o 4 gotas de miel y revolver con una cucharilla para así endulzarla un poco.

Otra cosa que puedes hacer es sustituir el agua que tomas normalmente por esta, solo debes refrigerarla y mantenerla así hasta que se te acabe.

También Puedes Leer :

Incluso si te apetece, puedes retirar las hojuelas y mezclarla en algún jugo, preferiblemente de frambuesa o manzana verde. Haz esto, por un mes sin perder ni un solo día para perder peso.

Con estos infalibles remedios podrás perder peso en poco tiempo, de manera saludable, sin recurrir a ejercicios o entrenamientos que pueden conllevarte a presentar una complicación durante el tiempo de reposo.

Tienes que recordar, que luego de una cesárea, te encontrarás en un tiempo delicada. Por el cual, retornar a tus actividades físicas cotidianas pueden presentar algunas complicaciones. Por eso te invitamos elegir y probar con los remedios caseros que te acabamos de brindar, no solo por su facilidad sino por los resultados que traerán a tu vida.

5 Remedios Caseros Para Bajar de Peso Después de una Cesárea
Puntúa este Artículo

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *